La Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene constancia por ahora de ninguna muerte vinculada a la variante Ómicron del coronavirus, indicó este viernes uno de sus portavoces en Ginebra.

No tenemos ninguna información sobre muertes vinculadas con Ómicron”, dijo Christian Lindmeier, en una rueda de prensa en Ginebra.

Pero teniendo en cuenta que muchos países incrementan sus test para intentar detectar la nueva variante “tendremos seguro más casos, más informaciones y, ojalá que no, posiblemente fallecidos”, dijo.

La nueva variante, considerada preocupante por la OMS, fue detectada primero en el sur de África, pero desde que las autoridades sudafricanas alertaron al mundo de su descubrimiento, el 24 de noviembre, se han registrado casos de Covid debidos a Ómicron en 30 países en todos los continentes.

INCÓGNITAS Y PELIGROS

Entre ellos hay contagios vinculados con viajes al sur de África, pero también casos de transmisión local.

La OMS considera que la probabilidad de que Ómicron se extienda por todo el mundo es “elevada” aunque hay muchas incógnitas sobre la peligrosidad y la transmisibilidad reales de esta variante.

El portavoz subrayó que la inmensa mayoría de los nuevos casos de Covid están provocados actualmente por la variante Delta.

Las restricciones instauradas en numerosos países hace dos semanas se deben a un aumento de casos vinculados a la variante Delta. No hay que olvidarlo”, insistió.

Añadió que con toda seguridad “esta variante se expandirá. Delta también empezó en un lugar y ahora es la variante predominante”.

NO ENTRAR EN PÁNICO

La OMS recalcó nuevamente que el mundo no debe entrar en pánico y debe tener en cuenta que la variante Delta es la causante del aumento considerable de casos y hospitalizaciones en varios países, particularmente de Europa, desde hace más de dos semanas.

LEER  Llegan miles de personas al “Área 51” en busca de extraterrestres