Su acto de bondad será recompensado por siempre. Juan Paulo, un joven de 17 años originario del municipio de Victoria, Guanajuato, se convirtió en un héroe al regalar una nueva oportunidad de vida a tres personas de diferentes partes del país.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

Luego de sufrir un traumatismo cráneo encefálico que derivó en muerte cerebral, Juan Paulo se unió a la lista de héroes que generosamente donaron sus órganos para mejorar la vida de otras personas.

Fue el Hospital General Felipe G. Dobarganes, en San Miguel de Allende, donde la Secretaría de Salud del Estado respondió a una emergencia nacional, también conocida como ‘Código Cero’, para la procuración de un hígado y otros órganos vitales.

En esta ocasión, la Secretaría de Seguridad Pública de San Miguel de Allende, a través de la Dirección de Protección Civil, dio apoyo para trasladar a los médicos provenientes de Monterrey para procurar los órganos del joven que fueron enviados a diferentes partes a solicitud hecha por el director del Hospital Jorge Vidargas, a través del doctor Luis Vázquez.

El hígado factible de procuración fue enviado vía terrestre de San Miguel de Allende al aeropuerto Internacional de Querétaro, donde fue puesto en un avión con rumbo a Monterrey, Nuevo León.

Asimismo, un riñón partió con destino a la clínica T1 de León y el otro al Hospital de la Raza, en la Ciudad de México, mientras que el músculo esquelético fue trasladado al Instituto de Ciencias Biomédicas en Guadalajara, Jalisco.

[/read]

LEER  Pandemia provoca que industria turística pierda 114 empleos cada hora