Gracias al eficaz trabajo de inteligencia y rastreo con sofisticada tecnología, los agentes de Investigación Criminal de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG) pudieron rescatar a 36 personas que estaban secuestradas en un anexo del municipio de Cuerámaro.

La FGEG, a través de su Unidad Especializada en Investigación de Personas Desaparecidas, coordinó el operativo de rescate con el Ejército Mexicano, Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Los nueve plagiarios detenidos presuntamente tenían secuestradas a las 36 personas del anexo de Cuerámaro para reclutarlas como sicarios, publicó el diario Milenio León.

DENUNCIAS LLEVAN A LA LIBERACIÓN

Tras diversas denuncias por la desaparición de personas en los municipios de León y Manuel Doblado, la Fiscalía trazó varias líneas de investigación que llevaron a ubicar a las víctimas hasta el Centro de Rehabilitación para las Adicciones, en Cuerámaro, donde los mantenían confinados contra su voluntad.

Con inteligencia operativa dirigida por la Agencia de Investigación Criminal se obtuvo información que permitió establecer aros de seguridad en diversos puntos de Cuerámaro, a fin de ejecutar un cateo.

El inmueble está ubicado en la calle Jesús María, en la colonia Los Arroyitos. Milenio León informó que la intención del plagio fue presuntamente enrolarlos como sicarios al servicio de un grupo delictivo.

ATENCIÓN A LIBERADOS

Las víctimas liberadas fueron atendidas por un médico legista y valoradas por el área de psicología y trabajo social.

En cuanto a los detenidos, serán llevados a audiencia de imputación ante el Juez de control, donde el Ministerio Público presentará los datos de prueba correspondientes para solicitar su vinculación a proceso.