3er Informe_728 x 90

Al recorrer  el municipio de San Miguel de Allende es común encontrar a las famosas “mojigangas”, que son una representación dramática breve, de carácter cómico y satírico, extravagantes que  dan vida y color a las calles y rincones de la ciudad.

Las mojigangas de San Miguel son una tradición con origen en los famosos Gigantes de España, ya que con la llegada de los españoles a México trajeron la tradición de los gigantes. En el caso de San Miguel de Allende y Oaxaca son dos lugares donde la tradición permaneció y evolucionó con su propia cultura y materiales.

Para su creación se utilizan diversas técnicas artísticas que al unirse dan forma al cartón, pintura y tela. Algunas son fabricadas a base de un armazón de herrería para que tenga fuerza, éste sirve de soporte sobre el cual se van aplicando capas de papel y engrudo para ir formando la expresión del personaje. Posteriormente se suma a ello, su decoración con pinturas, telas y accesorios.

Entre sus tradicionales características las mojigangas suelen ser  personajes extravagantes, con marcadas facciones, cuerpos fornidos o voluptuosos,  accesorios, colores, tela, pueden ser desde representaciones femeninas con muchas  flores y largas pestañas, con un toque muy coqueto, así como figuras masculinas con detalles divertidos y un resaltado, bigote y algunos hasta con sombrero.

 

Una mojiganga mide aproximadamente entre los 2 a 6 metros, más la que mida la persona que va debajo dirigiéndola y pesa alrededor de 30 kilos.En su funcionammiento puede ir acompañada de un bailarín, aunque se pueden apreciar también esculturs gigantesca o decoración sin bailarín.

 

Fotografías e información vía: casamojigangas/ Hotelessanmigueldeallendenet/ wordreference/ Programas Destinos México.

LEER  Cuento de no acabar: suspenden en León 17 fiestas masivas