Lo lograron. Tras la quema de combustóleo en la Central Termoeléctrica de Salamanca, los altos índices de contaminación obligaron a autoridades ambientales de Guanajuato a decretar emergencia en ese municipio y en Irapuato.

En menos de 24 horas, ambos municipios registraron picos alarmantes de contaminación debido a la concentración de dióxido de azufre en el aire, provocado por los contaminantes emanados de la Termoeléctrica de Salamanca.

Desde el jueves, autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT) habían alertado que habría alta contaminación tras la orden del presidente Andrés Manuel López Obrador y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de utilizar combustóleo para continuar con los procesos de generación de energía, ante la escasez de gas natural en el norte del país.

Según la SMAOT, en Salamanca los registros de la estación Cruz Roja mostraron que, entre el viernes y sábado se presentaron concentraciones de dióxido de azufre (SO2) que superaron el valor límite de exposición en una hora para la protección a la salud de la población (0.075 ppm, partes por millón), registrando la concentración máxima horaria a las 01:00 a.m. del día del sábado de 0.177 ppm.

Las principales colonias afectadas fueron San Juan Chihuahua, Bellavista, San Gonzalo, Franco y Centro.

Desde el viernes a las 9 de la mañana, la estación Nativitas de Salamanca también, registró un promedio horario de 0.085 ppm, superando el valor límite de referencia (0.075 ppm).

Las colonias afectadas ahí fueron San Juan de la Presa, Obrera, Ampliación la Obrera, Álamos, Jardines del Sol, Tamaulipas, Progreso Industrial, Reforma, La Gloria, Ampliación la Gloria, Ampliación la Gloria 2da Sección, Luis Donaldo Colosio, Constituyentes, El Edén 2da Sección y Nuevo México.

LEER  Viernes medio nublado con clima muy fresco por la noche en Guanajuato

PEGA A IRAPUATO

En Irapuato, registros de la estación Teódula, ubicada al sur del municipio, a partir de las 02:00 horas del sábado se registró incremento en las concentraciones de SO2, registrando la concentración máxima horaria a las 05:00 a.m., la cual fue de 0.116 ppm, por encima del valor límite de exposición en una hora para la protección a la salud de la población (0.075 ppm).

Las colonias más afectadas ahí fueron Morelos, Las Luminarias, Valle de las Flores, Valle de las Flore 2ª Sección, Insurgentes, Barrio de la Calzada de Guadalupe, Insurgentes, Las Ánimas, Centro, Álvaro Obregón, San Pedro, Los Álamos, La Lupita, La Primavera El Refugio, Valle del Sol, Las Carmelitas, 12 de Diciembre, Nuevo México, Residencial Floresta, Balcones de Floresta, San de Retana, Ignacio Allende, Los Reyes, Las Misiones, El Cantador, El Pípila, Playa Azul y Miguel Hidalgo.

CONSULTA LA CONTAMINACIÓN

La SMAOT dijo que esta información puede ser consultada en https://smaot.guanajuato.gob.mx/sitio/

Ahí se puede consultar diariamente el comportamiento de contaminantes con el objetivo de mantener informada a la población.

VENENO EN EL AIRE

En el ambiente de Salamanca e Irapuato circulan dos gases perjudiciales para la salud:
  • El dióxido de azufre (SO2) es un gas incoloro e irritante cuya principal fuente de emisión a la atmósfera es por la quema de combustibles fósiles con alto contenido de azufre, tal es el caso del combustóleo.
  • El SO2 se absorbe a nivel de las vías respiratorias superiores en personas, lo que produce una solución ácida que induce el incremento en la secreción de moco, y a que los músculos que rodean los bronquios se contraigan dificultando la respiración.
  • En combinación con el agua, el SO2 se convierte en ácido sulfúrico, que es el principal componente de la lluvia ácida la cual provoca serias afectaciones a la biodiversidad y erosión de suelo.
LEER  Decisión histórica: Basílica de Guadalupe cerrará del 10 al 13 de diciembre

TOMA MEDIDAS

Ante estos reportes la SMAOT pide a la ciudadanía atender las siguientes recomendaciones:
  • Evitar hacer actividades al aire libre,
  • Mantener puertas y ventanas cerradas, y
  • Acudir al médico si presentan síntomas de afectaciones respiratorias o cardiacas.