fabrica de ilusiones

La empresa de biotecnología Neuralink, del excéntrico multimillonario Elon Musk, presentó el desarrollo de un sistema que permite conectar computadoras directamente con el cerebro humano con un chip que se coloca directamente en la corteza cerebral.

El dispositivo del tamaño de una moneda se implantará en el cráneo y concederá una mayor potencia cognitiva a sus usuarios.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

Durante los ensayos se probó durante dos meses con un cerdo, llamado Gertrude, para controlar su hocico. El animal, que tuvo implantado un chip que transfería datos directamente a una computadora, demostró que el sistema funciona.

Este chip, bautizado como Link V0.9 y de aproximadamente 8 milímetros de diámetro, se presentó como un “Fitbit en el cráneo con pequeños cables”,

Este aparato se podrá colocar detrás de la oreja y tres cables se conectarán a la parte superior de la cabeza. Su alimentación será por medio de una batería recargable de un día de autonomía. Para cargarlo se deberá emplear un cargador de inducción magnética.

A través de una pequeña sonda que contiene unos 3 mil electrodos conectados a hilos flexibles, más finos que un cabello humano, la iniciativa permitirá analizar en tiempo real la actividad de mil neuronas del usuario.

Para su implantación se necesitará de un robot, construido por la propia empresa, que realizará un injerto en una cirugía que durará menos de una hora.

El plan del multimillonario es crear un dispositivo médico para estudiar enfermedades relacionadas con el cerebro como el Alzheimer o permitir, incluso, que pacientes con enfermedades neurológicas puedan controlar aparatos electrónicos como un teléfono móvil directamente con sus pensamientos.

LEER  En el primer trimestre del año, León recibió a más de un millón de visitantes

“Un dispositivo que se implanta podrá realmente resolver estos problemas”, señaló Musk en la presentación virtual, en donde aseguró que podrá corregir dolencias como pérdida de memoria, la pérdida de audición, la depresión o, incluso, el insomnio.

El chip también podría mejorar la comprensión de las enfermedades neurológicas al “leer” las ondas cerebrales.

Musk habló con entusiasmo en el evento sobre el potencial de la tecnología para abordar las lesiones cerebrales y otros trastornos. “Las neuronas son como cables, y se necesita algo electrónico para resolver un problema electrónico”, dijo.

En cuanto al propio Neuralink, Musk espera que la empresa pase de sus 100 empleados actuales a unos 10 mil. Es ese tipo de ambición, junto con habilidades futuras teóricas como poner música directamente en la mente de una persona, lo que podría transformar Neuralink de un proyecto de investigación costoso en una compañía de electrónica de consumo, y algún día justificar los 158 millones de dólares de capital invertidos hasta ahora, la mayor parte de Musk.

El evento, naturalmente, se convirtió en una discusión libre de hacia dónde podría ir este tipo de investigación. Algunos empleados de Neuralink se unieron a Musk en el escenario y hablaron sobre sus deseos de deshacerse del dolor, dar a las personas una supervisión y explorar la naturaleza de la conciencia. “Creo que en el futuro podrás guardar y reproducir recuerdos”, dijo Musk en el evento desde Fremont, California.

(Foto: Tomada de la BBC Noticias)

[/read]