Hasta 2 mil personas han sido rescatadas en Houston por la tormenta Harvey que ahora provocó la declaratoria del estado de emergencia en Luisiana.

Según fuentes oficiales en Texas, Harvey está produciendo “inundaciones sin precedentes” en el sureste de Texas, que en el caso del área metropolitana de Houston ha llegado a más de un metro de acumulación de agua.

Según pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) en su boletín de las 04:00 horas, la cuarta ciudad más grande de EU podría recibir hasta un metro y treinta centímetros de precipitaciones en algunas zonas de la metrópolis, lo que sería la mayor cantidad jamás registrada en Texas.

Esta situación obligó a las autoridades locales a emitir en las últimas horas una serie de órdenes de evacuación obligatorias y voluntarias, pidiendo a los residentes de áreas afectadas que salieran de la zona inmediatamente o temprano por la mañana, según los comunicados expedidos esta madrugada.

Así, los residentes de diferentes barrios de las ciudades de Sugar Land y Bay City y de varias zonas de los condados de Harris, Brazoria y Fort Bend, entre otros, recibieron una orden de evacuación obligatoria.

Otras ciudades y condados cercanos a Houston emitieron también avisos de evacuación voluntaria para tratar de minimizar los riesgos ante las continuas lluvias del huracán Harvey, ahora convertido en tormenta tropical.

En caso de que todas las personas sigan las órdenes y abandonen sus hogares, más de 200 mil se desplazarán este lunes en busca de refugio, según estimaciones de los medios locales.

El servicio meteorológico predijo que las precipitaciones no cesarán hasta el miércoles o el jueves.

LUISIANA BAJO EL AGUA

El gobierno federal estadounidense este lunes la declaración del estado de emergencia en el estado de Luisiana, afectado al igual que el de Texas por graves inundaciones debidas al paso del ciclón Harvey, informó la Casa Blanca.

Esta declaración autoriza al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) a coordinar todos los esfuerzos de socorro en casos de desastre y liberar fondos federales para afrontar la tragedia.

Luisiana, al igual que Texas, se ha visto afectado por graves inundaciones a causa de la llegada en la noche del pasado viernes del huracán Harvey a las costas estadounidenses del Golfo de México, que pese a haberse degradado a tormenta tropical, ya ha causado al menos cinco muertos y decenas de miles de damnificados.

Las autoridades calculan que tendrán que alojar a más de 30,000 personas a causa de las inundaciones sin precedentes dejadas por el ciclón, que ha afectado especialmente al área de Houston (Texas), donde la acumulación de agua supera el metro de altura.

Compartir