fabrica de ilusiones

La calidad de los vinos guanajuatenses trasciende fronteras y en particular los elaborados en Dolores Hidalgo, que acaban de ser reconocidos a nivel mundial por su calidad.

La casa vinícola Tres Raíces recibió cuatro medallas por parte del jurado del International Wine Awards, organizado por Catavinum en Vitoria-Gasteiz (España) en su 11va. edición.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

Después de rigurosas pruebas, Gran Reserva 2016 (Gran Oro), Malbec 2018 (Oro), Rose 2019 (Plata) y Tempranillo 2018 (Oro) fueron las etiquetas que convencieron a los jueces de la calidad del terroir del Bajío mexicano, región que orgullosamente resguarda el viñedo de más de 60 hectáreas propiedad de Tres Raíces.

Ahora, la Vinícola Tres Raíces no solo es reconocida por su pasión y entrega en la elaboración de vinos, sino que se suma a la lista de vinos excepcionales que buscan difundir la cultura de esta bebida y su consumo responsable.

Vinícola Tres Raíces se concibió en el año 2015 en Guanajuato, con el firme objetivo de ofrecer vinos mexicanos auténticos y de calidad mundial. Sin embargo, fue hasta marzo de 2016 cuando se plantaron las primeras hectáreas de vides, las cuales, dos años más tarde, rindieron sus primeros frutos.

Con la guía de la enóloga Alejandra Cordero y un grupo de expertos en métodos y técnicas de cultivo, Tres Raíces se ha dedicado a diseñar vinos Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Merlot, Malbec y Syrah, que cautivan de forma diferente al paladar.

Por su proximidad a San Miguel de Allende, Tres Raíces se ha convertido en el destino ideal para quienes desean descubrir la magia del Bajío a través de productos originales que fusionan tradición e innovación, como lo es el vino.

También ofrece experiencias enoturísticas con recorrido por los viñedos, la vinícola, la cava subterránea, culminando en el restaurante Terruño a cargo del Chef Omar Nahed, que ofrece un menú maridaje.

Y por si fuera poco, la Vinícola Tres Raíces cuenta con un hotel boutique integrado por suites con entradas independientes; rodeadas de viñedos, montañas y cultivos verdes, que gozan de un a vista perfecta para disfrutar de las puestas de sol tan características del Bajío mexicano.

(Foto: Tomada de viñedotresraices.com)

[/read]