Irapuato
fabrica de ilusiones

Sabe que tiene la batalla perdida, pero aún vive otra realidad. El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió este martes que existe el riesgo de que no se apruebe en el Congreso una eventual reforma a la Constitución en materia de energía eléctrica. No obstante, dijo que la presentará para no convertirse en cómplice.

Lo de la luz se está buscando resolver con la ley que aprobó el Congreso y la reforma eléctrica. Con eso vamos a revisar los contratos leoninos, y vamos a avanzar, ahora hay amparos, pero debe llegar hasta la última instancia, que es la Suprema Corte de Justicia”, señaló en conferencia matutina.

NO ME QUEDARÉ CRUZADO DE BRAZOS

“Nosotros consideramos que no se puede declarar inconstitucional la ley y en el caso de que se declarara, como considero que es una injusticia que paguen más los usuarios domésticos que las corporaciones (…) yo no podría quedarme de brazos cruzados y tendríamos que presentar una reforma a la Constitución, aun con el riesgo de que no se aprobara por no tener las dos terceras partes”.

El tabasqueño aseguró que si no presenta esta reforma se convertiría en “cómplice” y “alcahuete”, por lo que esperará a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie sobre el tema.

LEER  El regreso a clases presenciales en Guanajuato deberá pasar 4 filtros