El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el despliegue de helicópteros Black Hawk y C 130 con el objetivo de resguardar la frontera con México a fin de evitar la entrada ilegal de migrantes.

El mandatario de ese estado colindante con México, dijo además que alista una ley para que la entrada de personas sin documentos a su estado sea considerada delito grave y a la vez, se apresura la expulsión de dichas personas.

En mensaje desde Austin, el republicano explicó que las aeronaves forman parte de una nueva facción de la Guardia Nacional llamada “Fuerza Fronteriza Táctica”.

Añadió que el despliegue militar incluye también la participación en tierra de más de 10 mil efectivos de la corporación.

VE AMENAZA

Se desplegarán en puntos conflictivos a lo largo de la frontera para interceptar, repeler y devolver a los migrantes que intenten entrar ilegalmente en Texas”, explicó Abbott.

Recordó que su estado enfrenta una crisis sin precedente, pues según estimaciones, este año se establecerá un récord en el número de personas que han cruzado la frontera de manera ilegal.

Ante este panorama, Abbott arremetió contra el presidente Joe Biden a quien culpó de nueva cuenta por la situación en las fronteras de su país con México.

Además, adelantó endurecerá las medidas contra el ingreso ilegal de personas, por lo que busca aprobar una iniciativa de ley para que la migración sea considerada un delito grave y permita su pronta expulsión “a México”.

Además, dicha legislación también contemplaría penas de mínimo 10 años para las personas “que ayuden a los migrantes a esconderse sin papeles”.

LEER  Tiene Guanajuato la calificación -y confiabilidad- más alta para obtener créditos

(Fotos: Tomadas de El Heraldo de México)