En diferentes operativos, autoridades de procuración de justicia de Guanajuato detuvieron a dos homicidas y aseguraron droga y autos robados en los municipios de Valle de Santiago, Abasolo y Salamanca.

En un primer caso, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) aseguró 3 vehículos con reporte de robo en Valle de Santiago, así como drogas y cartuchos útiles.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

Fue sobre la calle Valentín Varela esquina privada Clemente Orozco, de la colonia La Loma de ese municipio, donde elementos observaron un vehículo con las puertas abiertas, así como dos motocicletas, todas las unidades sin tripulantes y con reportes de robo.

Los vehículos son un VW Jetta, azul marino, placas de circulación del estado; una motocicleta Italika, roja con negro, sin placa; y otra marca Honda, sin placas con números de identificación vehicular alterados.

Al registrar el vehículo, se detectó una bolsa de plástico con dosis de marihuana, además de 28 cartuchos útiles calibre 7.62 milímetros.

En el municipio de Abasolo, fue detenido Cutberto, alias “el Berras”, señalado como uno de los dos sujetos que, tras privar de la vida a disparos a una persona, la calcinaron y abandonaron en la periferia de ese municipio el pasado 30 de diciembre.

Apenas la semana pasada fue detenido Gustavo Alonso “N”, inculpado en el caso; esta vez fue el “Berras”, quien bajo orden de aprehensión fue ubicado y detenido para que enfrente cargos por el homicidio de la persona que en vida se llamó Gabino “N”.

De acuerdo a información acopiada por la PGJE, la madrugada del crimen, víctima y victimarios se encontraban dentro de una cachimba de la carretera Federal 1110, donde tras maniatarlo y amordazarlo, lo privaron de la vida a disparos en la cabeza, luego el cadáver lo llevaron hacia la comunidad Los Leones, cerca del canal Coria, donde le prendieron fuego.

LEER  Promueve Guanajuato rastreo de armas para combatir a delincuencia

En tanto, en Salamanca, una persona identificada como Juan “Gallo” fue sentenciado a 13 años y nueve meses en prisión, luego que la PGJE probó su responsabilidad en el crimen de un hombre a quien le disparó durante un baile popular en ese municipio.

El hoy sentenciado fue detenido en febrero de 2016 por agentes de Investigación Criminal (AIC) de la PGJE y elementos de la SSPE, acusado del homicidio de Osvaldo “N”, ocurrido en el campo de futbol de la comunidad La Ordeña, donde se registró una riña, durante un baile y Juan “N” accionó un arma de fuego, hiriendo en el abdomen a la víctima, quien murió ahí.

[/read]