Agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato detuvieron a Carlos Eduardo “N”, apodado “El Maquillado”, imputado por el robo con violencia de casi medio millón de pesos a una cuentahabiente en Celaya.

Este sujeto, dijo la FGE, lucía un tatuaje de la muerte en la mejilla, la cual se ha retocado a fin de pasar desapercibido al cometer su conducta delictiva y confundir a sus víctimas.

La Fiscalía, a través de la Unidad Especializada en Investigación de Robo a Casa-Habitación, Industria y Comercio, logró que este sujeto originario del Estado de México, permanezca en la cárcel, vinculado a proceso penal, mientras se amplía la investigación en su contra y se solicitan antecedentes penales en su lugar de origen.

En el recuento de los hechos, el pasado 29 de julio, alrededor de las 09:15 horas, la víctima acudió a una institución bancaria ubicada en Plaza Veleros de Celaya en compañía de un empleado de seguridad, pues cobraría un cheque por cerca de medio millón de pesos destinado al pago de proveedores.

Esta cantidad le fue entregada en billetes de diferentes denominaciones que depositó en una bolsa de mano.

La mujer y su custodio abandonaron el banco y se dirigió al lugar en donde pagaría a los acreedores, en un hotel ubicado en Torres Landa en la colonia Del Parque.

EL HURTO EN UN HOTEL

Sin darse cuenta, un sujeto de fisonomía delgada, de tez moreno, los seguía y fue justo al momento en que se dirigían al elevador cuando el delincuente abordó a la agraviada y al empleado despojándolos del dinero con una pistola escuadra cromada.

LEER  Pocos cambios: siguen máximas de 29 y mínimas de 8 en Guanajuato

Acto seguido, aprovechando que las víctimas se encontraban aterrorizadas, el imputado salió corriendo del sitio para abordar un Nissan gris, donde lo esperaban otros sujetos.

BANDA DE DELINCUENTES

En sus investigaciones, agentes identificaron que este sujeto mantenía vínculos con otros detenidos tiempo atrás por el delito de robo a cuentahabientes.

Además, establecieron que “El Maquillado” cambiaba el orden de sus apellidos en diversas identificaciones que le encontraron.

Este sujeto, de 31 años, con domicilio en Chimalhuacán, Estado de México, fue ubicado y detenido el pasado 11 de noviembre.

Se descubrió que porta diversos tatuajes en su rostro, los cuales disfraza y maquilla para pasar desapercibido ante las autoridades, además de que usa pupilentes para cambiar el color de sus ojos.