Luego de que se aprobó por mayoría en el Senado de la República aprobó el uso lúdico de la marihuana, la decisión ha dejado más dudas e incertidumbre acerca de lo que sí y no está aprobado en el país.

El jueves, la cámara alta aprobó por 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones la nueva Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

Sin embargo, aún se tienen que hacer reformas y adiciones a la Ley General de Salud y al Código Penal federal.

La legislación regula el cultivo, producción, distribución, exportación e importación, venta y consumo del cannabis. Esta es una síntesis del diario Reforma sobre la trascendencia de esta aprobación legislativa:

LO QUE ESTÁ PERMITIDO

  • Portar hasta 28 gramos para consumo personal, lo que equivale a 28 cigarros.
  • Un consumidor podrá cultivar en su domicilio hasta 6 plantas, y si comparte piso con otra persona el máximo sería de 8 plantas.
  • Consumo en domicilio de cannabis psicoactivo a mayores de edad, siempre y cuando no lo hagan en presencia de menores de 18 años o de adultos que no hayan expresado su consentimiento.
  • Creación de asociaciones de consumidores adultos (con un máximo de 20 miembros), que podrán cultivar hasta 4 plantas por integrante.
  • Habrá permisos de comercialización para uso adulto, los cuales serán regulados por un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud federal.

LO QUE NO ESTÁ PERMITIDO

  • La posesión de entre 28 y 200 gramos será sancionada con multa, en los términos del artículo 56 de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.
  • La posesión mayor a 200 gramos se castigará penalmente.
  • Hasta 28 kilos sería considerado narcomenudeo; si se supera esa cantidad, podría juzgarse como narcotráfico.
  • Se establece que comete delito de corrupción de menores quien obligue a menores de 18 años, o a personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho resistirlo, a desarrollar cualquier actividad relacionada con la cadena productiva del cannabis.
  • Comercializar productos con niveles de THC o CBD mayores a los autorizados.
  • Comercializar productos mezclados con alcohol, cafeína o nicotina.
LEER  Ahora Irapuato es el más contaminado; León con otra precontingencia

¿QUÉ SIGUE?

  • El dictamen aprobado por el Senado pasa a la Cámara de Diputados.
  • Tras el aval en la cámara baja, el Ejecutivo deberá expedir las adecuaciones normativas y reglamentarias correspondientes, incluyendo las Normas Oficiales Mexicanas.
  • En 6 meses deberá crearse el Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis, como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud Federal, para ejercer la rectoría sobre la cadena productiva del cannabis y sus derivados, y su consumo.
  • En hasta cinco años, al menos 40 por ciento de las licencias de cultivo deben otorgarse preferentemente a pueblos y comunidades indígenas en situación de marginación o vulnerabilidad, o donde el gobierno haya erradicado plantíos con restricciones previas.

(Información y foto: Tomados de Reforma y Milenio)