El drástico aumento de homicidios dolosos en el país viene acompañado de un ingreso sin precedente de armas de fuego al país.

De acuerdo con información del diario Reforma, los homicidios con arma de fuego crecieron 400 por ciento en los últimos 14 años en todo el país, al pasar de 2 mil 616 en 2002 a 12 mil 604 en 2016.

En paralelo, cada año ingresan a territorio nacional alrededor de 253 mil armas de manera ilegal, revela un estudio de la Universidad de San Diego sobre tráfico ilícito de armas, señala la nota de Reforma.

De acuerdo con esta investigación, las autoridades de Estados Unidos y México sólo logran confiscar 14 por ciento de las armas que cruzan ilegalmente por la frontera, añadió la información.

Muchas de estas armas son fusiles de asalto y pistolas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas que van a dar a grupos del crimen organizado en México.

En los últimos cuatro años, se han transferido legalmente a México armas, municiones, granadas y bombas por un valor de más de 208 millones de dólares.

La mitad de esas armas y equipo han cruzado por Laredo, Texas, y han entrado a México por Tamaulipas, un estado controlado por grupos del crimen organizado, alertó John Lindsay-Poland, un activista especialista en tráfico de armas y violencia en México, citado por Reforma.

“Hay una muy alta probabilidad de que haya una desviación de esas armas hacia grupos de narcotraficantes”, dijo Lindsay-Poland al analizar los primeros 100 días de Trump para el Forum on Arms Trade, una red de expertos que analizan temas de armamentismo.

LEER  Este fin de semana, llega obra de teatro clásica al Bicentenario

Los especialistas consideran que el número de armas en el país son un factor fundamental para el aumento de la violencia, añade la investigación de Reforma.

El subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Segob, Felipe Solís, consideró que hay condiciones para que el Congreso avance en la iniciativa que propone prisión preventiva oficiosa a la posesión y acopio de armas.

“Veo condiciones para un acuerdo. Incluso, la propia iniciativa es una iniciativa que no es del Ejecutivo federal, es una iniciativa que surgió de los propios grupos parlamentarios y creo que eso hace que haya mejores condiciones para que se pueda concretar”, planteó.

Apenas este viernes, la Sedena informó del decomiso de más de cien fusiles de asalto, tres fusiles Barrett calibre 50 y 30 mil municiones en Nuevo Laredo, Texas, recordó la información.

Desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos disminuyó el costo de las armas de fuego tanto en el mercado negro y como en el comercio legal, aseguró Robert Muggah, director de investigación del Instituto Igarapé.

“Creemos que ha habido una caída en el precio legal de las armas de fuego en Estados Unidos porque ha habido una fuerte caída en la demanda interna y una sobreoferta continua”, dijo el experto en entrevista con Reforma.

Mugahh fue uno de los especialistas que elaboraron el informe “The Way of the Gun” sobre el tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México.

En ese informe, de marzo de 2013, se calcula que unas 253 mil armas fueron traficadas anualmente a México de manera ilegal entre 2010 y 2012, mientras que entre 1997 y 1999 habrían cruzado unas 88 mil armas.

LEER  Y sí… ya crearon las bicicletas "voladoras" tipo Star Wars

Un 2.2 por ciento de todas las ventas de armas en Estados Unidos están destinadas al tráfico ilegal hacia México, de acuerdo con esa investigación auspiciada por el Instituto Igarapé y la Universidad de San Diego.

El documento también señala que 46.7 por ciento de vendedores de armas en EU dependen de la demanda de mexicanos para mantenerse en el mercado.