Su labor no tiene descanso. Elementos que conforman la brigada de Protección Civil de Guanajuato enviada al municipio de Centla, Tabasco, continuaron con sus labores de ayuda a damnificados, en otra muestra de la solidaridad con los miles de personas que resultaron afectadas por las inundaciones de los últimos días.

El trabajo de los brigadistas se concentra en las márgenes del Río Usumacinta de esa entidad del sur del país.

En conjunto con la Secretaría de Salud de Tabasco, la Coordinación Estatal de Protección Civil de Guanajuato trasladó en lancha a personal médico y personal paramédico de la propia institución guanajuatense, para llevar atención a habitantes de las comunidades de Chuchal, Hidalgo y Tamarindo.

Estas comunidades se encuentran anegadas por el agua que salió del cauce del Río Usumacinta.

Un comunicado de Protección Civil enlistó las labores que han realizado los elementos guanajuatenses en la zona:
  • Se prestó atención médica y de primeros auxilios a 33 adultos y 10 menores mediante consultas con problemas respiratorios, diabetes, presión arterial, fiebre, toma de signos vitales, vacunaciones contra la influenza y pláticas a la promoción de la salud.
  • En la comunidad de La Ranchería, la brigada de Protección Civil de Guanajuato retiró con apoyo de motosierras un árbol que tenía una altura de 16 metros y que cayó en una vivienda donde por fortuna no se reportaron víctimas.
  • También, despejaron la carretera que une a la cabecera municipal de Frontera con la comunidad de Jonutla, donde un árbol caído había estado obstruyendo el paso.
  • En ese mismo tramo de carretera, en la colonia Tres Marías, los brigadistas de Protección Civil guanajuatenses, ayudaron a diversas familias a rescatar enseres domésticos que aún eran utilizables.
LEER  Higiene bucal mejora la recuperación de ataques al corazón, muestra estudio