Un nuevo estudio indica que, en la búsqueda de vida extraterrestre, estaríamos errando el camino, pues los planetas que la albergarían quizá no existan.

Un estudio publicado en Nature Communications citado por DW Español indica que la búsqueda debía centrarse en los planetas que orbitan alrededor de estrellas con menos “metales”.

Este término designa a los elementos más pesados que el hidrógeno y el helio y las estrellas podrían inesperadamente tener condiciones más favorables para la aparición de vida compleja que los mundos albergados por estrellas ricas en metales.

ESTRELLAS ÚNICAS

La investigación de científicos alemanes indica que la composición química de una estrella influye mucho en la radiación ultravioleta que emite al espacio y, por lo tanto, en las condiciones para la aparición de vida en su sistema.

El equipo del Instituto Max Planck de Investigación del Sistema Solar y de Química y de la Universidad de Gotinga también sugiere que a medida que el Universo envejece, “se hace cada vez menos propicio a la aparición de vida compleja en nuevos planetas”.

La metalicidad de una estrella está relacionada con la capacidad de sus planetas para rodearse de una capa protectora de ozono, que es un requisito previo para la aparición de vida compleja.

OJO EN LOS SISTEMAS ESTELARES

Con ayuda de simulaciones numéricas, el estudio se centra en el contenido de ozono de las atmósferas de los exoplanetas.

Ese compuesto puede proteger la superficie del planeta (y las formas de vida que residen en ella) de la radiación ultravioleta (UV) que daña las células.

Queríamos entender qué propiedades debe tener una estrella para que sus planetas formen una capa protectora de ozono”, dice Anna Shapiro, del Max Planck y una de las firmantes del estudio.

El equipo se centró en las estrellas que tienen exoplanetas y que en su superficie las temperaturas oscilan entre 5 mil y 6 mil grados, un grupo al que pertenece el Sol.

LEER  Bajar de peso reduce a la mitad el riesgo de contraer diabetes tipo 2

(Fotos: Tomadas de DW Español)