[responsivevoice voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Escuchar esto”]

La firma automotriz Tesla traería grandes beneficios de considerar la invitación que le hizo Guanajuato a su presidente, Elon Musk.

Además de ser una compañía productora de automóviles, también es una compañía caracterizada desde sus inicios por la innovación tecnológica, gracias al legado de su iniciador Nikola Tesla.

[/responsivevoice]

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

[responsivevoice voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Nota completa”]

Esta compañía posee un gran número de características positivas que han alterado al mercado no solo automotriz, sino de la tecnología de vanguardia y amigable del medio ambiente. Es una de las empresas “verdes” más importantes del mundo.

Hace unos días, su presidente, Elon Musk amenazó con salir de California debido a las restricciones que le están imponiendo autoridades debido a la pandemia del coronavirus.

La planta de Tesla fabricante de automóviles se ubica en la localidad de Freemont, California, lugar donde la cuarentena se mantendrá hasta fines de mayo.

Esto llevó a que Musk amenazara con sacar la planta, lo que llevó al gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez Vallejo a hacerle una invitación formal a que invierta en la entidad.

Para un estado como Guanajuato, la llegada de una empresa de esta magnitud sería favorable en muchos aspectos ya que ayudaría en buena medida a la economía.

El mandatario estatal pidió al inversionista echar un vistazo a Guanajuato, pues hoy en día es la zona de América Latina más dinámica en el tema de fabricación de automóviles con siete plantas instaladas.

Para Guanajuato la llegada de Tesla marcaría una época de producción responsable y benéfica en distintos aspectos, económicos, ambientales, de inversión, etc.

Musk, por lo pronto ordenó el miércoles la reapertura de la planta en California, lo que le llevará a un inminente enfrentamiento con autoridades del condado, estatales e incluso federales.

Musk argumentó: “Mi empresa instala sistemas de distribución de energía solar, de almacenamiento y/o de carga de vehículos eléctricos, ¿puede seguir funcionando? Sí, es una actividad de construcción permitida y debe cumplir con los protocolos de seguridad del proyecto de construcción en el apéndice B de la orden. Las empresas también pueden operar para fabricar componentes de recursos energéticos distribuidos, como paneles solares”.

Algunos de los beneficios que tiene Tesla son los siguientes:

Menos piezas: los estos coches eléctricos tienen un 80% menos de componentes que cualquier otro reduciendo enormemente los costos de producción, a lo que se suma que las plantas están robotizadas y eso también es ganancia.

Mantenimiento nulo: Tesla recomienda un cambio de neumáticos cada 10.000 kilómetros recorridos, por seguridad, pero el coche en sí no requiere ningún tipo de mantenimiento específico y por tanto la empresa no tiene que fabricar filtros, correas y demás repuestos adicionales.

Durabilidad: los coches Tesla (y los eléctricos en general) funcionan a temperatura ambiente, en cambio los convencionales necesitan 500ºC para producir la combustión del motor, por eso las piezas de un Tesla duran para siempre y ante un fallo, en general éste se soluciona reiniciando el sistema, tras una llamada telefónica al departamento correspondiente.

Conexión: cada coche eléctrico de Tesla está conectado a Internet todos los días del año y cada mes, de forma automática y planificada, mientras se realiza la recarga de sus baterías, el software se actualiza.

Recarga: las estaciones públicas de Tesla proveen de recargas completamente gratuitas para sus vehículos, gracias a la red de Superchargers de la compañía (que se alimentan con fuentes de energía renovables), que ya funcionan en EEUU, Europa, China, Japón y Australia, pero que la compañía pretende expandir por el resto del mundo.

Localización: dado que casi todas las partes se fabrican en la planta de Tesla de Fremont, se eliminan las interrupciones de la línea de suministro y los sobrecostos de transporte. La mayoría de los automóviles dependen excesivamente de piezas fabricadas en Asia y frecuentemente son víctimas de los retrasos, que pueda provocar un evento climático o un problema local.

Cero contaminaciones: si bien puede ser que cuando se recarga un coche de Tesla directamente de la red eléctrica se esté consumiendo energía de fuentes no renovables (algo que es muy difícil de cuantificar), el vehículo en sí tiene cero emisiones de gases, es respetuoso con el Medio Ambiente y se construye de manera sostenible.

Es sencillo darse cuenta de lo grande que sería el que Tesla produjera sus automóviles en Guanajuato, al ser una de las compañías automotrices que se ha posicionado enormemente por su innovación ecológica y económica.

[/responsivevoice]

[/read]