Pese a los llamados de advertencia de la Organización Mundial de la Salud a mantenerse alerta por la nueva variante Ómicron, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el uso de cubrebocas en su festejo de este miércoles en el Zócalo capitalino no será obligatorio, pues está “prohibido prohibir”.

El presidente se propone festejar los tres años de su toma de posesión en un evento denominado “AMLofest” en el que participarán diversos grupos musicales, incluidos mariachis, bandas musicales de niños oaxaqueños, entre otros.

Cuestionado sobre el uso obligatorio de cubrebocas para el mensaje que dará a las 17:00 horas, afirmó el “que quiera llevar cubrebocas lo puede hacer, se protege con el cubrebocas, lo puedo hacer, pero acuérdese desde que inició la pandemia, pero desde antes porque nosotros estamos en contra del autoritarismo como siempre hemos estado, prohibido prohibir, aquí no hubo, ni habrá toque de queda”.

“YA ESTÁN VACUNADOS”

Destacó que en la Ciudad de México la mayoría están vacunados contra Covid-19.

El tabasqueño dijo que están invitados gobernadores, legisladores, dirigentes y en especial sus consentidos, “los ciudadanos, la gente del pueblo que ya llevamos mucho tiempo sin vernos así”.

La Organización Mundial de la Salud ha llamado a los países del mundo a reforzar medidas sanitarias ante la aparición de la variante Ómicron del SARS-CoV-2.

Numerosos países europeos, además de Canadá y Estados Unidos están aplicando restricciones a los viajeros procedentes de Sudáfrica y otras 9 naciones, donde se detectaron primeramente los casos de Ómicron.

México, sin embargo, no ha anunciado ningún tipo de medida restrictiva.

LEER  Otro desafío de Ricardo Salinas: ¿seguir encerrado o “desapendejarse?”