Una pareja murió con seis horas de diferencia el pasado 6 de noviembre, mes y medio después de enfermar gravemente del Covid-19.

Se trata de Víctor Esparza, de 48 años, y su esposa, Verónica Almanza, de 47, quienes tenían como lugar de residencia Arizona. Ninguno de los dos se vacunó por desinformación acerca de la vacuna.

Ambos fueron hospitalizados desde el pasado 22 de septiembre por los síntomas. Sin embargo, no lograron superar las complicaciones, según información de la cadena Univisión.

Vanessa Esparza, de 25 años e hija de ambos, recibió la triste llamada el sábado 6 de noviembre.

TRISTE DESENLACE

Primero le dijeron que su mamá no respondía igual. Según su relato a Univisión, el corazón de su mamá comenzó latir menos y, ahí, delante de ella, falleció.

Luego de un par de horas se fue a casa y ya estaba ahí cuando su teléfono volvió a sonar. Esta vez era su papá quien se había agravado.

Regresó al hospital de inmediato, pero cuando llegó, el hombre tenía tres minutos de morir.

Víctor Esparza estaba agonizando mientras sostenía la mano de su esposa Verónica. Ninguno de los dos estaba vacunado y su hija aseguró que la desinformación fue un factor en esa decisión.

DESINFORMACIÓN TOTAL

El hubiera ya no existe, pero yo pienso que se pudo haber evitado. Mi mamá, por ejemplo, miraba en las redes sociales eso del chip; que te ponen en la inyección y se queda en el brazo”, contó Vanessa.

Todas esas versiones han sido desmentidas por científicos y médicos.

Vanessa tampoco se había vacunado, pero lo hizo, junto con su hermano menor, al ver cómo hospitalizaron a sus papás.

LEER  Pandora Papers: dos meses y el “no somos iguales” y “eso sí calienta”

(Foto: Tomada de Univision)