Un estudio dirigido por investigadores de las universidades de Oxford y Bristol ha evidenciado que retrasar el tratamiento del cáncer de próstata localizado no aumenta el riesgo de mortalidad.

La nueva investigación fue presentada en el Congreso de la Asociación Europea de Urología (EAU) en Milán (Italia) y publicado en el New England Journal of Medicine, dio a conocer DW Español.

Aunque los hombres bajo vigilancia activa, que incluye pruebas periódicas para detectar el cáncer, tenían más probabilidades de ver progresión o diseminación que los que recibieron radioterapia o cirugía, no redujo sus posibilidades de supervivencia.

EFECTOS NEGATIVOS

El estudio encontró asimismo que los efectos negativos de la radioterapia y la cirugía en la función urinaria y sexual duran mucho más de lo que se pensaba anteriormente, hasta 12 años.

Los resultados muestran que las decisiones de tratamiento no deben apresurarse después de un diagnóstico de cáncer de próstata de riesgo bajo e intermedio localizado, según el investigador principal, el profesor Freddie Hamdy de la Universidad de Oxford.

NO ES MOTIVO DE PÁNICO

Está claro que, a diferencia de muchos otros tipos de cáncer, un diagnóstico de cáncer de próstata no debe ser motivo de pánico o decisiones apresuradas”, dijo.

“Los pacientes y los médicos pueden y deben tomarse el tiempo para considerar los beneficios y los posibles daños de los diferentes tratamientos, sabiendo que no afectará su supervivencia”, agregó.

El estudio se realizó en nueve centros del Reino Unido y es el estudio de mayor duración de su tipo.

Es el primero en evaluar completamente tres opciones de tratamiento principales: vigilancia activa, cirugía (prostatectomía radical) y radioterapia con hormonas para hombres con cáncer de próstata localizado.

LEER  Advierte la ONU: estamos cavando nuestra tumba climática

LOS HALLAZGOS

Se descubrió que alrededor del 97 por ciento de los hombres diagnosticados con cáncer de próstata sobrevivieron 15 años después del diagnóstico, independientemente del tratamiento que recibieron.

Alrededor de una cuarta parte de los hombres bajo vigilancia activa no habían recibido tratamiento invasivo para su cáncer después de 15 años.

(Fotos: Tomadas de DW Español)