fabrica de ilusiones

En julio del año pasado, Víctor Manuel Toledo recorría la zona de Temacapulín, una comunidad del estado de Jalisco, amenazada por desaparecer si se mantenía la construcción de la presa El Zapotillo. Hoy, Toledo Manzur anunció oficialmente su renuncia a la Secretaría del Medio Ambiente federal.

El hoy ex funcionario fue uno de los principales impulsores de que El Zapotillo nunca se pusiera en marcha por los peligros que, decía, representa para los pobladores de otras dos comunidades más de Jalisco.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

La presa El Zapotillo sigue detenida, a pesar de la urgente necesidad para que se abastezca de agua a más de un millón de habitantes de la zona metropolitana de Guadalajara y, según un convenio con Guanajuato, a la mayor parte la ciudad de León.

Víctor Toledo de hecho promovió la formación de frentes de resistencia en contra de la luz verde que ha costado millones de pesos desde hace más de 14 años.

La mañana de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó la renuncia de Toledo al frente de Semarnat, pero el hoy ex funcionario también dejó otros frentes de batalla abiertos.

Uno de ellos es que, bajo su firma, se publicará un decreto para establecer la prohibición gradual del glifosato y otros 80 plaguicidas.

El mismo Toledo Manzur, frente al mandatario federal, dio a conocer que el decreto también establecerá una prohibición expresa para el maíz transgénico.

“En el caso de los alimentos, el decreto que publicará el presidente en los próximos días sobre la prohibición del maíz transgénico y el gradual del glifosato al que deben seguir otros 80 plaguicidas más altamente peligrosos prohibidos en innumerables países, creo que marcarán un parteaguas en la historia ambiental del país”, aseveró.

LEER  En 14 hospitales de Guanajuato se cuenta con oficinas para registro de nacimientos

María Luisa Albores será su sucesora al frente de la Semarnat. Toledo aseguró que su renuncia al cargo no está relacionada con aspectos de carácter político, sino de salud.

“Cuatro elementos se conjugaron, mis casi 75 años, una cardiopatía de más de una década, que se estuvo complicando y resolviendo, la amenaza de la pandemia y una alta conflictividad social y ambiental que se debe enfrentar desde la Secretaría de Medio Ambiente”, expresó.

“Yo retorno a mis actividades de investigador científico, a la UNAM y de pensador crítico, es decir, sólo regreso a mi trinchera original, la de siempre, que es la de la ecología política”.

En junio del 2019, los gobernadores Enrique Alfaro de Jalisco y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo firmaron un acuerdo de entendimiento para repartir el agua represada del río Verde. Ahora el destino de El Zapotillo vuelve a tomar otro cauce.

(Foto: Tomada de La Jornada)

[/read]