Irapuato
fabrica de ilusiones

¡Pásele pásele! Llévese su pantalla 4K para que no pueda verla en 1 mes por estar hospitalizado…

O qué tal esta hermosa lavadora a 12 MSI que terminarán de pagar sus familiares porque usted, dentro de dos meses ya no podrá hacerlo…

Pero ni hablemos de este flamante PS5 con el 25% de descuento y 10% en bonificación, para que se quede acumulando polvo porque no podrá jugar FIFA con su hijo quien en unos días, estará jugando a ver si le gana a la muerte, conectado a un ventilador…

No tenemos ni una semana que en Guanajuato regresamos a semáforo naranja y a nivel nacional estamos seduciendo al semáforo rojo, y ya nos olvidamos de la situación que nos aqueja, solo para salir a abarrotar las tiendas departamentales.

Y no es para menos, avenidas y bulevares congestionados de tráfico, gente caminando con bolsas llenas de ropa, juguetes y electrónica, porque el Buen Fin debía valer la pena… “de algo me he de morir, pues hay que aprovechar, que este Buen Fin sea mi Fin”.

En este siglo XXI donde puedes pedir lo que te plazca desde internet con una aplicación en tu teléfono… pero no, al mexicano le gusta ir y ver lo que quiere, llevárselo a casa y abrirlo ese mismo día, porque para las cosas materiales somos bien cabrones, pero no se diga el trabajo y las tareas, que las dejamos para mañana.

Ojalá vendieran ventiladores artificiales a meses sin intereses, para que se conecten directo en casa y luego sus familias devuelvan el producto por defectuoso y dejen su reseña:

“Si pudiera le daba 0 estrellas, llegó muy bien y todo pero no le pudo salvar la vida a mi familiar, tuve que devolverlo porque no funcionó, pésimo producto.”

No es un llamado a reflexionar, es un saludo pintoresco a todos los irresponsables y un gracias sincero a todos lo que con empatía, están en casa, comprando en línea y aprovechando el Buen Fin… pero en casa.

LEER  Defiende Coparmex contratación de ex servidores públicos en sector privado