El paradero de la joven Ángela Olguín, de 16 años, es todo un misterio en la Ciudad de México. Su desaparición ha generado dos días de protestas seguidas en el norte de la CDMX.

Olguín fue vista por última vez por su madre, Rocío Bustamente, la tarde del jueves cuando la dejó al exterior de los sanitarios del paradero de Indios Verdes, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Estaban en el lugar para encontrarse con el padre de Ángela, quien se reuniría con ellas para dirigirse a su domicilio en Ecatepec, Estado de México.

YA NO ESTABA AL SALIR

Yo fui al baño, ella me esperó afuera, sí había fila, pero le estaba echando un ojo, de pronto escuché un grito diciendo ‘ma’, me apuré a salir y ya no estaba mi hija”, relató Rocío.

La buscó en el paradero, pero no la encontró. El teléfono de la adolescente ya había sido apagado para ese momento.

El viernes, la familia de Ángel acudió a las oficinas del C5. El video captado por una cámara muestra el momento en el que una persona la intercepta y se la lleva del brazo, aseguró la madre.

SE LA LLEVARON

“Mi hija no se fue, se la llevaron. Ya están las grabaciones, pero las autoridades no han iniciado ninguna investigación”, reclama.

El viernes por la noche, por segundo día consecutivo, la familia de la joven realizó un cierre vial en Insurgentes Norte, hacia la Autopista México-Pachuca.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad abrió una carpeta de investigación por los hechos.

LEER  Marina refuerza combate a ordeña y tráfico de drogas y armas en Guanajuato