Un reglamento aprobado para sesionar a distancia en la Cámara de Diputados ha generado abusos por parte de las y los legisladores federales, motivo por el que las bancadas de oposición ya exigieron que se regrese a la modalidad presencial.

De acuerdo con información de El Universal cada vez son más quienes registran su asistencia a distancia y hacen vida social en plenas sesiones del pleno, ya sea desde una fiesta o evento deportivo.

Son los casos de la legisladora del PVEM, Angélica Peña, o el de Miguel Torruco quien legisló desde el Senado a donde acudió para ver la pelea de box de Saúl “Canelo” Álvarez, añadió El Universal.

El reglamento contempla un quórum máximo de 128 legisladores en el Salón de Sesiones, siempre y cuando no se trate de asuntos que requieran la aprobación por mayoría calificada, así como los nombramientos y ratificaciones de funcionarios que sean facultad exclusiva de la Cámara, en cuyos casos las sesiones se desahogarán en sesiones presenciales.

Pese a ello, desde hace varias semanas en el pleno no van ni siquiera los 128. Ejemplo de ello fue la sesión del pasado miércoles 24 cuando se registró un quórum de 420 diputados, pero presencialmente solo había 47.

UNA BURLA

“Es un despropósito que los compañeros estén legislando desde fiestas o desde la comodidad de su cama cuando están cobrando como si acudieran de manera presencial, la pandemia ya está a la baja, el semáforo ya está en verde, ya abrieron las escuelas, el transporte público, bueno, hasta los bares, y en la Cámara siguen con las semipresenciales”, denunció el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

LEER  Reconocen a personal de Salud de la región Sureste de Guanajuato

En paralelo, las y los legisladores también han sido captados en eventos masivos, incluso sin cubrebocas como el diputado Antonio Garibay, quien acudió al Gran Premio de la Ciudad de México para ver a su hijo Checo Pérez, al que acudieron más de 371 mil aficionados a lo largo de los tres días de actividad.

Otro caso es del priista Yerico Abramo Masso, quien voló a la feria turística en Yucatán acompañado por al menos una decena de diputados de la Comisión de Turismo; mientras que la morenista, Anahí González, presumió fotos en la zona arqueológica de Ichkabal, Bacalar, al interior de su natal Quintana Roo.

ES RIDÍCULO

De fondo, denunció el coordinador del PAN, Jorge Romero, Morena y sus aliados rechazan volver a las sesiones presenciales por miedo a perder su voto ponderado.

Es algo ridículo que está usando el oficialismo para abusar del voto ponderado, para abusar de todas las comodidades que da no estar presente en la Cámara”, dijo el coordinador del bloque blanquiazul.