Nicolás Mollinedo Bastar, quien fue chofer de López Obrador cuando era jefe de Gobierno de la CDMX, es hoy uno los personajes que más se ha beneficiado del actual gobierno federal, según una investigación del portal Latinus.

La investigación periodística indica que los hijos de “Nico”, como es conocido, cuentan con un parque turístico de 64 hectáreas, ubicado justo frente a la que será estación Tulum del Tren Maya, que actualmente se construye en la Península de Yucatán.

Cuando chofer de López Obrador en la CDMX, Mollinedo tenía un sueldo de 63 mil pesos al mes, situación que causó escándalo en la administración de la jefatura de Gobierno.

Poco después consiguió un puesto como director de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos, en 2015, en la entonces delegación Cuauhtémoc, cuando Ricardo Monreal era delegado.

ACTIVO Y PODEROSO

En 2021, Mollinedo incursionó formalmente en la política con el movimiento Más por México, al que buscó integrar como partido político.

En la actualidad, “Nico” se define como empresario, amante de la charrería, los caballos, los autos clásicos y deportivos, además de un gran aficionado del béisbol.

Asegura sentir una gran pasión por el medio ambiente, por lo que, junto a su amigo Mauro Soto, fundó la Asociación Civil de Movimiento Ambientalista Social de México, que trabaja en todo México.

PARQUE PARA SUS HIJOS

Latinus reportó que justo enfrente del parque turístico Sac Antún, propiedad de los hijos y la ex esposa de Mollinedo, se construye la estación Tulum del Tren Maya, lo que aumenta de manera significativa el valor del lugar.

Nicolás, Samuel e Issac René Mollinedo, hijos del ex chofer, son los propietarios de dicho parque turístico.

El parque cuenta con 64 hectáreas, tiene un cenote y está equipado con regaderas, palapas, área de comida, baños y un espacio comercial para la renta de snorkels; el boleto de ingreso al sitio tiene un valor de 500 pesos por persona.

La investigación de Latinus mostró que el parque ya se encuentra en funcionamiento y es administrado por la empresa Preservación Ecológica Sac Actun S.A de C.V., misma que es propiedad de Lydia Ester Portilla Mánica, ex esposa de Nicolás Mollinedo, así como de su hermano Jorge Alberto Portilla Mánica.

TODO EN FAMILIA

Además, los administradores de la empresa serían los tres hijos del ex chofer, Nicolás, Samuel e Issac René Mollinedo Portilla.

El predio mide 665 mil metros cuadrados, lo que sería una extensión siete veces más grande que la zona arqueológica de Tulum y cercana a las dimensiones de Xcaret, uno de los parques turísticos más grandes de la región.

Los hijos de Nicolás Mollinedo tomaron posesión de la propiedad en octubre del 2018, dos meses después de que López Obrador, ya como presidente electo, anunciara la construcción del Tren Maya.

Nicolás Mollinedo Portilla, hijo mayor de “Nico”, explica la investigación de Latinus, recibió el terreno en 2018 como una donación de su tío César Augusto Portilla Mánica.

En diciembre de ese año, la empresa Preservación Ecológica Sac Actun fue designada como administradora del parque hasta 2025.

(Fotos: Tomadas de Infobae)

Compartir