fabrica de ilusiones

En comparecencia ante el Congreso de Guanajuato, el titular de la Secretaría de Salud, Daniel Díaz Martínez, adelantó a los legisladores locales que la entidad necesitará 500 millones el próximo año para enfrentar la pandemia del coronavirus, además de que les pidió ser promotores de la salud a fin de que el estado no regrese al semáforo rojo.

En su rendición de cuenta ante los legisladores frente a la pandemia del SARS-CoV2, el doctor Díaz Martínez informó el panorama que prevalece en los 46 municipios del estado.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

El funcionario estatal elogió la labor que han desarrollado más de 21 mil profesionales ante la contingencia, particularmente en la atención de pacientes ambulatorios y en las terapias intensivas.

Anticipó a los diputados locales que se requerirán más de 500 millones de pesos para dar continuidad a la atención del Covid-19 para el año 2021.

Para este 2020 se dispuso de un presupuesto de 14 mil millones de pesos, el 95 por ciento del cual es recurso estatal y ha servido en parte para la compra de equipo de carros camilla, el fortalecimiento de laboratorios, la compra de equipos de diagnóstico, la contratación de más de 800 recursos humanos para suplir a 3 mil 200 servidores que se fueron a su casa por alto riesgo en más de 630 unidades entre hospitales y centros de salud.

Explicó además que, por segundo año, la Secretaría de Salud de Guanajuato es la más transparente, lo que permite tener perfectamente etiquetados los recursos, sin problema de gastos de operación, incluso las unidades pendientes ya cuentan con sus recursos garantizados, por lo que existe seguridad en el buen uso de los recursos invertidos para la atención del Covid.

LEER  Alistan para el fin de semana operativo de vigilancia en los panteones de León

El secretario de Salud informó a los legisladores que existen en el sector salud mil 997 camas que se lograron reconfigurar; para eso se necesitó que tuvieran un mantenimiento correctivo y preventivo.

Díaz Martínez señaló que, si se vuelve a incrementar la tasa de transmisión comunitaria, Guanajuato puede volver a semáforo rojo, por lo que exhortó a la población y legisladores a ser promotores de salud para cortar la cadena de transmisión, aunque en este momento no existen casos documentados de reinfección a la enfermedad.

Mientras exista un mínimo de 30 por ciento de disponibilidad hospitalaria podemos avanzar a un cambio controlado en el semáforo, ya que Guanajuato tiene en este momento una suficiencia por arriba del 60 por ciento, explicó.

Con una inversión estatal de 75 millones de pesos más otros 15 millones más del ISAPEG y una semana extraordinaria de vacaciones, se reiteró un estímulo que se entregará en noviembre al personal de salud, sin embargo, con nada se paga el esfuerzo extraordinario que están poniendo los profesionales de la salud frente a este reto.

Respecto al Hospital Inflable Móvil, Díaz Martínez señaló que se ha convertido en un centro de recuperación para pacientes que estuvieron muy graves conectados en un respirador en un hospital, lo cual ha permitido desfogar camas para alguien que tenga requerimientos mayores, con la atención de 150 pacientes que ya regresaron a su domicilio, con 84 recursos humanos.

Anticipó que, con 64 recursos humanos, el Hospital Estatal de la calle 20 de Enero seguirá funcionando para atención de pacientes.

Informó que ya se han aplicado 60 mil pruebas con un porcentaje de positividad de cerca de 45 por ciento con capacidad de aplicar y procesar hasta 950 pruebas al día.

LEER  Almacenaban granadas de gas, cartuchos, arma y chalecos en un predio de León

No existe falta de equipos para personal de salud, tan solo la inversión entre batas, caretas, cubrebocas, mascarillas, respiradores de medio rostro se suma más de 43 millones de pesos.

En este sentido, las instituciones han hecho lo mejor que pueden con lo que se tiene 3 mil servidores de la salud contagiados, 29 de ellos, perdieron la vida.

Daniel Díaz reconoció que no todo es Covid y ante este panorama se trabaja bajo estrictos procesos de organización para la atención de otras enfermedades.

Se ha tenido la capacidad de reconfigurar los hospitales especializados para evitar la saturación preventiva, curativa y de rehabilitación apegadas a una Guía de Bioética, y no se vean rebasadas, esto ha permitido que nadie se quede sin atención por la contingencia.

Daniel Díaz dijo confiar en que se publiquen pronto de parte de la Federación, las reglas de operación del INSABI para replantear el gasto y saber si se tendrá posibilidad de acceder a fondos especiales para la atención de enfermedades catastróficas, pues hoy Guanajuato atiende 3.7 millones de guanajuatenses que no tienen otro sistema de protección en salud, aparte de los que por la contingencia se sumarán a esta estadística.

Existen 142 niños en tratamiento por cáncer, sobre todo en el Hospital General de Celaya y León, además del de Alta Especialidad del Bajío, que reciben su medicamento, solo hubo una falta de 8 diferentes tipos de medicamentos por un mes.

El Gobierno del Estado compró medicamentos y en esta dinámica faltan por conseguir 3 claves más, aunque se necesitan más de 20 claves para hacer las mezclas oncológicas.

LEER  Seguridad Pública pide evitar llamadas ociosas: se pierden gasolina y tiempo

Desde 2019 y año 2020 ha habido una entrega irregular de vacunas, por citar unos ejemplos, no hay vacunas de BCG para la prevención de tuberculosis desde enero del 2019 no ha llegado, cuando es un tema que afecta a las comunidades más vulnerables.

Agregó que Guanajuato ha tenido una de las metas de vacunación; pero la falta de vacunas como la de sarampión está afectando ante la aparición de brotes del Valle de México.

Enumeró que también falta vacuna para proteger a niñas de 5to año de primaria contra del papiloma, vacuna, por otro lado, la vacuna contra la hepatitis ha llegado con irregularidad.

Ni siquiera se ha podido hacer una compra estatal por falta de proveeduría, por lo que conforme la Federación envié las vacunas a Guanajuato se estarán aplicando.

El secretario de Salud refrendó que Guanajuato no entregó su sistema de salud a la Federación, porque tiene un sistema de gestión de calidad que trabaja en la identificación de riesgos, priorizar necesidades de los recién nacidos, menores de 5 años, mujeres con cáncer, pacientes con atención neurológica, entre otros.

Cuenta con acreditaciones ante el Consejo de Salubridad General y la formación de mejores recursos para la salud.

[/read]