fabrica de ilusiones

Peces y otras especies marinas podrían verse obligados a huir miles de kilómetros escapando de las olas de calor oceánico, de acuerdo a un estudio, que resalta los daños causados por estos aumentos repentinos de las temperaturas del agua.

Estas olas caniculares son terribles para los ecosistemas marinos, pues causan el blanqueamiento de los corales, matan aves marinas y obligan a algunas especies, como peces, ballenas o tortugas a buscar aguas más frías, alejadas de su hábitat habitual, publicó la revista Newsweek.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

Estos topes de temperatura, que muchas veces pueden durar meses e inclusive años, imponen una presión adicional a los océanos, que ya se están calentando de manera progresiva a causa del cambio climático.

En tanto otras investigaciones se han dedicado a estudiar el impacto de estas olas de calor en el mar en sitios estáticos, como las barreras de coral, el estudio publicado por la revista Nature, citado por Newsweek, se pregunta qué distancias tan lejanas deben recorrer las especies marinas para encontrar una temperatura del mar para ellas “normal”.

Según la investigación publicada, las olas de calor en los océanos pueden desplazar el hábitat de las especies marinas entre 10 y miles de kilómetros.

Para medir esa dislocación temporal de las temperaturas de la superficie del océano, que a su vez puede impulsar cambios ecológicos, los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) ahora han introducido una nueva métrica llamada ‘desplazamiento térmico’.

“Esto es importante porque sabemos que numerosas especies marinas se trasladan muy rápido en largas distancias para encontrar un hábitat adecuado”, dijo a la agencia AFP Michael Jacox, investigador de la NOAA.

LEER  Jueves mayormente despejado con máximas de 31 grados en Guanajuato

“No se quedan quietos en el lugar cuando el agua se calienta demasiado, pero ¿hasta dónde pueden viajar para encontrar aguas más frías?”, se pregunta.

El científico lo calificó como una nueva y poderosa forma de ver las olas de calor marinas. “Cuando el ambiente cambia, muchas especies se mueven –señala Jacox–. Esta investigación nos ayuda a comprender y medir el grado de cambio al que pueden estar respondiendo”.

Responder esta cuestión Los científicos han caracterizado típicamente las olas de calor marinas en función de cuánto aumentan las temperaturas de la superficie del mar y por cuánto tiempo. Tal calentamiento local afecta particularmente a los organismos estacionarios como los corales.

En contraste, el desplazamiento térmico mide lo lejos que deben desplazarse las especies para buscar las temperaturas de la superficie del océano. La extensión del desplazamiento térmico causado por las olas de calor marinas puede no corresponder necesariamente a su intensidad.

El desplazamiento térmico depende del gradiente de temperatura de la superficie del mar, la velocidad a la que la temperatura cambia a través del océano.

Si una ola de calor calienta un área del océano, los peces, tortugas, ballenas y otras especies pueden tener que viajar grandes distancias si el gradiente de temperatura es débil, pero no si el gradiente es fuerte.

Los investigadores analizaron los datos vinculados a las olas de calor marinas desde 1982 hasta 2019 y los movimientos de las especies correspondientes. En algunas regiones, el agua más fría no está muy lejos.

Pero en las zonas tropicales, donde las variaciones de temperatura del mar son muy débiles, las especies pueden necesitar desplazarse a más de 2,000 kilómetros para encontrar un hábitat adecuado a sus necesidades, según este estudio.

LEER  Nuevos estudios científicos clarifican los tratamientos para el coronavirus

(Foto: Tomada de nuevamujer.com)

[/read]