Irapuato
fabrica de ilusiones

Pocos periodistas mexicanos conocen tan bien la vida y trayectoria del presidente Andrés Manuel López Obrador que Jorge Zepeda Patterson.

El periodista, sociólogo, economista y escritor nacido en Mazatlán, pero que forjó su carrera profesional en Guadalajara, Jalisco, y la capital del país, ha obtenido premios de periodismo y literarios a lo largo de sus más de 40 años de vida profesional, gracias a su labor crítica hacia el poder y a su narrativa política y hasta deportiva.

Si bien sería muy extenso hablar de todas sus publicaciones, en este espacio me quiero referir al trabajo biográfico de Zepeda Patterson acerca de Andrés Manuel López Obrador desde que, en el año 2005, arrancó como ideólogo y autor de las antologías tituladas como “Los Suspirantes”.

Estas publicaciones han sido una referencia obligada para conocer a fondo a todos aquellos personajes de la política mexicana que han declarado sus intenciones de ser presidentes hasta el pasado proceso electoral del 2018.

El hoy columnista de El País, Milenio y SinEmbargo.mx, tiene un conocimiento muy profundo y amplio de la forma de pensar y actuar del hoy presidente, gracias a que ha documentado al López Obrador desde su nacimiento hasta el AMLO del 2018 con la última coordinación de “Los Suspirantes” publicada en el 2017 (Edit. Planeta).

Por eso no debe sorprender que, desde la llegada al poder del tabasqueño, Zepeda Patterson haya sido un impulsor -y propagandista, dirán muchos- de las acciones de López Obrador. A contracorriente de numerosos colegas columnistas, durante más de dos años ha defendido medidas controvertidas como la cancelación del aeropuerto de Texcoco hasta el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas y el manejo inicial de la pandemia.

LEER  Cae en León banda que almacenaba poderoso armamento y miles de drogas

REGRESANDO A LO BÁSICO

Pero hoy Zepeda Patterson ha regresado a lo básico: ser un crítico del poder. Su punto de inflexión ha sido la burda y cínica maniobra desde el Senado de la República para ampliar el mandato de presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, hasta el año 2024, justo cuando concluye el gobierno del tabasqueño.

Sus hoy textos críticos hacia este gobierno autocrático que incluyen además la infamia de dejar fuera de las vacunas a los médicos privados son la más contundente señal del desencanto y decepción de los partidarios que alguna vez creyeron en un proyecto que vendió el tabasqueño durante más de 18 años y que hoy está convertido en sermones mañaneros de 85 mentiras diarias en promedio y en una letanía de calificativos contra el pasado, la prensa crítica, “adversarios”, “conservadores” y “traidores”.

Solo quiero cerrar con una frase pronunciada por el mismo Zepeda Patterson (de quien aprendí el periodismo independiente en El Universal en el año 2000) cuando obtuvo el premio Planeta 2014 y que pronunció en la Feria del Libro de Guadalajara en el 2013:

“Un periodista no debe considerar amigos a los que están en el poder”. Verdad de que sí…