Irapuato
fabrica de ilusiones

Fue el 27 de abril del año pasado cuando al presidente Andrés Manuel López Obrador le molestó mucho que los empresarios agrupados en el Consejo Mexicano de Negocios solicitaran un crédito al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a fin de hacerse de recursos en medio del confinamiento provocado por la pandemia.

No me gusta mucho el modito”, dijo en su conferencia mañanera, molesto porque no le avisaron que iban a contratar el crédito, como si fuera una obligación pedirle permiso .

Ahora, periodistas le respondemos “no nos gusta el modito” por su desprecio y condena injusta hacia el trabajo de la única organización que defiende a los comunicadores y a los medios de los ataques tanto desde su Gobierno con sus funcionarios y fanáticos en redes sociales como desde el crimen organizado.

No se vale, señor presidente, que usted se ofusque de tal manera contra Artículo 19, una organización que jamás ha ocultado quién la financia ni cuál es su misión en México y en otras partes del continente.

El pasado 23 de marzo, esta organización sin fines de lucro publicó su informe “Distorsión, el discurso contra la realidad” en el que hace un recuento de las agresiones a los periodistas en el segundo año del gobierno de López Obrador. Las cifras son contundentes: 692 agresiones documentadas, es decir, una cada 13 horas.

El reporte de Artículo 19 enfatiza que, si bien el presidente no manda acallar directamente a los periodistas de manera directa como se hacía antes, sí “los fustiga y estigmatiza”. Al hacerlo, añade, “el presidente pasa por alto dos aspectos particulares: el ser un funcionario público sujeto a escrutinio y crítica públicos, naturalmente intensos por el cargo que ocupa, y la situación tan apremiante de violencia que padece la prensa”.

LEER  Detienen el fin de semana en León a 75 personas por no llevar cubrebocas

¿En esto miente Artículo 19? ¿Acaso no hemos visto cómo se irrita y se burla cuando un medio exhibe las omisiones y contradicciones de su gobierno, como lo han hecho los diarios Reforma y El Universal o el informativo Latinus del columnista Carlos Loret de Mola, por mencionar algunos?

LAS NO RESPUESTAS DE SIEMPRE

Justo al conocer el informe de Artículo 19, López Obrador prefirió arremeter contra la organización en vez de responder a los puntos centrales. “Resulta que esa asociación que se llama Artículo 19 está financiada por empresas extranjeras, hasta por el Departamento de Estado de EU… Y ese organismo, Artículo 19, está apoyado por el extranjero. Pero, además, toda la gente que tiene que ver con Artículo 19 pertenece al movimiento conservador que está en contra nuestra. Puedo probar todo lo que les estoy diciendo”.

Siempre hay que recordarle al actual Ejecutivo que los ataques a los periodistas, como el feminicidio, la corrupción y la violencia existían desde antes de su llegada al poder y que desde hace años tanto organizaciones civiles como medios de comunicación internacionales e incluso el Departamento de Estado verifican e investigan lo que sucede en el país y lo suman a sus reportes anuales.

Y pregunto: ¿deveras, señor presidente, usted cree que un periodista amenazado por el crimen organizado o por sus redes fanáticas, tiene alguna simpatía con “el movimiento conservador”? Son incontables las veces en que Artículo 19 ha dado la cara por los periodistas amenazados. No hay otra institución u organización que los defienda de manera más visible.

Qué bueno hubiera sido que el presidente, en vez de atacar a Artículo 19, respondiera con frialdad y reconociera la labor de la organización. Pero con sus respuestas lo único que hace es echar más leña a la hoguera y esto, seguramente, Artículo 19 lo consignará en el reporte del próximo año.

LEER  Preocupante la desigual distribución de vacunas contra Covid en el mundo